Como de costumbre


SOLm
       SOLm       
  Despertó a la ocho, como de costumbre, SIb
       SIb       
  se metió en la ducha, se lavó los dientes FA
       FA       
  SOLm
       SOLm       
  y en su viejo traje, como de costumbre FA
       FA       
  SOLm
       SOLm       
  salió de su casa a las ocho y veinte. SOLm
       SOLm       
  Empujó en el Metro, como de costumbre; SIb
       SIb       
  unos van arriba y otros por debajo FA
       FA       
  y a las nueve en punto, como de costumbre, LAm
       LAm       
  FA
       FA       
  dio los ""buenos días"" y entró a su trabajo. SOLm
       SOLm       
  La oficina fría, como de costumbre, SIb
       SIb       
  los mismos papeles, los mismos problemas, DOm
       DOm       
  SOLm
       SOLm       
  los mismos colegas, como de costumbre, LAm
       LAm       
  FA
       FA       
  con el mismo horario y los mismos temas. SOLm
       SOLm       
  Todo es de rutina, como de costumbre, SIb
       SIb       
  todo es una larga planilla de hastío, DOm
       DOm       
  SOLm
       SOLm       
  se estiran las horas, como de costumbre, FA
       FA       
  SOLm
       SOLm       
  habitando todas un reloj vacío. Regresó a su casa, como de costumbre. Encendió la tele y esperó la cena. Se comió en silencio, como de costumbre, en la noche mala y en la noche buena. Despidió a los niños, como de costumbre, y se quedó sólo, viendo un melodrama, ella ya dormía, como de costumbre, cuando finalmente se metió en la cama. La tocó en el hombro, como de costumbre y ella resignada se entregó enseguida, luego dio la espalda, como de costumbre, abrazó la almohada y se quedó dormida. Todo es de rutina, como de costumbre, todo es una larga cadena de hastíos, se estiran las ansias, como de costumbre, habitando todas un mundo vacío. Despertó a las nueve, como de costumbre, todos los domingos de su calendario y se fue de campo, como de costumbre, él con la familia en el utilitario. Siempre al mismo sitio, como de costumbre, almorzó barato en un merendero y a eso de las cinco, como de costumbre, se sumó al regreso de los domingueros. Uno atrás del otro, como de costumbre... Uno atrás del otro en la caravana a vuelta de rueda, como de costumbre, repetida historia de cada semana. Todo es de rutina, como de costumbre. Todo es una larga cadena de hastío, se estiran los días, como de costumbre, habitando todos un tiempo vacío. Despertó a las ocho, como de costumbre, se metió en la ducha, se lavó los dientes y en su viejo cuerpo, como de costumbre, salió de su casa a las ocho y....siempre. Gran tema gran... orgullo ser pampeano.

 A
        A        
lberto C
        C        
ortez

Este fichero es trabajo propio de su transcriptor y representa su interpretación personal de la canción. El material contenido en esta página es para exclusivo uso privado, por lo que se prohibe su reproducción o retransmisión, así como su uso para fines comerciales.